Identidad Electrónica
Aceptación de Términos, condiciones y alcance de la Identidad Electrónica del ciudadano

El que suscribe, en este acto acepta libre y voluntariamente someterse sin restricciones a los siguientes términos y condiciones sobre la Identidad Eletrónica solicitada, manifestando estar en pleno conocimiento del alcance de los mismos. Igualmente, manifiesta aceptar aquellas condiciones sobre el uso de la identidad electrónica, que las Autoridades dispongan en adelante.

 

DEFINICIONES:

 

A los efectos de la adquisición de la identidad electrónica, se tendrán en cuenta las siguientes definiciones, sin perjuicio de que los términos no definidos se entiendan en su sentido natural o técnico:

 

  1. "Identidad Electrónica":

    Es la identidad del ciudadano, obtenida previa validación de la Cédula de Identidad mediante el Sistema de Intercambio de Información con datos del Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional. Se compone de la combinación del número de Cédula de Identidad como "Usuario" y una "Contraseña" de propia creación del ciudadano, de uso exclusivo personal. Es asimilada a una "firma electrónica" conforme a los términos de la Ley N 4.017/13 "De Validez Jurídica de la Firma Electrónica, la Firma Digital, los Mensajes de Datos y el Expediente Electrónico" y sus modificatorias. Mediante la misma el ciudadano accede e interactúa en forma electrónica con los Organismos, Entidades e Instituciones del Gobierno, para la gestión, obtención de documentos y realización de todo tipo de trámites disponibles.

  2. Plataformas de gestión electrónica de documentos:

    Protocolos de comunicación e infraestructura de sistemas para la Gestión de Certificados, Documentos y Trámites entre las Instituciones Gubernamentales y los ciudadanos que cuenten con Identidad Electrónica. Estas plataformas garantizan condiciones técnicas de seguridad, reserva, confidencialidad y protección de los datos intercambiados, conforme a Estándares establecidos por la SENATICs.

  3. Dirección de Correo Electrónico:

    Es un conjunto de palabras que identifican a una persona que puede enviar y recibir correos electrónicos. Cada dirección es única, para uso personal y es aconsejable elegir en lo posible una dirección fácil de memorizar para así facilitar la transmisión correcta de ésta, puesto que es necesario transmitirla de forma exacta para que el correo llegue satisfactoriamente.

 

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES SOBRE EL USO DE LA IDENTIDAD ELECTRÓNICA

  1. Responsabilidad del ciudadano:
    • Contraseña: La contraseña de acceso a la Identidad Electrónica es confidencial de cada ciudadano usuario y tiene carácter estrictamente personal; es secreta e intransferible. El uso de esta clave se realizará bajo la exclusiva responsabilidad del ciudadano titular de la misma, quien deberá actuar con la debida diligencia y tomar las medidas de seguridad necesarias para mantenerla bajo control y evitar toda utilización no autorizada. Todo lo que se ejecute por medio de la identidad electrónica será atribuido al titular de la misma, sin poder negársele los efectos salvo por los mecanismos dispuestos legalmente.

    • El ciudadano podrá modificar su contraseña, en los casos que lo considere necesario, para resguardar su confidencialidad.

    • La Identidad Electrónica que se le otorga al ciudadano (número de cédula de identidad asociado a la contraseña de su creación), será equivalente a una Firma Electrónica conforme a la definición y alcance que de la misma dispone la Ley N° 4.017/13 “DE VALIDEZ JURÍDICA DE LA FIRMA ELECTRÓNICA, LA FIRMA DIGITAL, LOS MENSAJES DE DATOS Y EL EXPEDIENTE ELECTRÓNICO”, a saber:

      • Firma electrónica:

        Es el conjunto de datos electrónicos integrados, ligados o asociados de manera lógica a otros datos electrónicos, utilizado por el signatario como su medio de identificación, que carezca de alguno de los requisitos legales para ser considerada firma digital. (Art. 2°).

      • Equivalencia:

        Los actos y contratos suscritos por medio de firma digital, serán válidos de la misma manera y producirán los mismos efectos que los celebrados por escrito y en soporte papel. Dichos actos y contratos se reputarán como escritos, en los casos en que la ley exija que los mismos consten por escrito, a los efectos de que surtan consecuencias jurídicas. (Art. 7°).

       

  2. La Institución no se responsabiliza de
    1. Las pérdidas o daños sufridos por el ciudadano usuario de la identidad digital, por causa de terceros o por fallas tecnológicas bajo responsabilidad del mismo o de terceros.

    2. La exactitud, veracidad, contenido o cualquier error en la información proporcionada por el ciudadano al momento de solicitar la identidad electrónica u otra información presentada, y los daños que esto pudiera ocasionarle.

    3. Fallas en el sistema ocurridas en forma imprevista e inevitable, y los daños que puedan derivarse.

  3. La Institución se reserva el derecho de:
    1. Hacer cambios en el software, la información, diseño y servicios proporcionados en el sistema y/o las plataformas de gestión electrónica de documentos, sin aviso previo; sin embargo, una vez realizados tales cambios, informará de ello a los ciudadanos a través del mismo sitio Web o a la dirección de correo electrónico proporcionada.

    2. Adicionar, enmendar o variar los términos de esta Resolución mediante la expedición y la publicación de tales modificaciones en su página Web y/o a la dirección de correo electrónico proporcionada. Una vez puestas en vigencia dichas modificaciones, el uso posterior del sistema y/o las plataformas, implicará la aceptación por parte del ciudadano de tales modificaciones.

    3. Dictar regulaciones, normas y estándares técnicos para la aplicación y utilización de la Identidad Electrónica o cambios tecnológicos que se produjeren en el futuro, los que serán notificados en los sitios oficiales del Gobierno.